Bulling


El Bulling es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales.

El niño sufre daños físicos y psicológicos cuando acude al colegio. Además de modo intencionado y reiterado por parte de otro niño o de un grupo de ellos. 

También conocemos el Bulling como acoso escolar, hostigamiento escolar, maltrato escolar, etc…

Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia, siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.

Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en la clase y en los patios escolares.

El acoso escolar es una forma característica y extrema de violencia escolar.

 

¿Como se realiza?

El acosador aprovecha un desequilibrio de poder que existe entre él y su víctima para conseguir un beneficio (material o no). Durante este proceso el acosado se siente indefenso y puede desarrollar una serie de problemas psicológicos que afecten directamente a su saludo. Incluso, en situaciones extremas, propiciar que quiera acabar con su vida mediante el suicidio.

 

¿Donde se realiza?

El Bulling o acoso escolar se suele producir

  • Durante el recreo,
  • En la fila para entrar a clase,
  • Los baños,
  • Los pasillos,
  • Durante los cambios de clase,
  • Al entrar y salir del centro,
  • Dentro del transporte escolar o en el comedor.
  • En el aula, cuando el profesor está escribiendo en la pizarra o mientras está atendiendo a otros alumnos. 

 

Tipos de Bulling

El acoso escolar puede ser:

Físico: El acosador golpea, empuja o utiliza algún instrumento para hacer daño físico a su víctima. También puede esconder sus cosas.
Verbal: Consiste en insultar, poner motes, hacer amenazas o provocar a otro niño.
Social: Este tipo de bulling se produce cuando el acosador decide aislar a su víctima.Para ello difunde rumores, convence a otros niños para que no hablen con él o lo humillan en público para que el acosado se sienta aislado.
Sexual: Son todas las acciones que tienen que ver con los actos sexuales (como tocamientos no consentidos). O burlarse de la orientación sexual de la víctima.

Por internet o cyber bulling: Es el que se produce a través de las redes sociales, mensajería instantánea, correo electrónico y entorno digitalAñade a las características del bulling, el anonimato del agresor.

 

Componentes en un escenario de Bulling

La víctima 

Lo es por ser diferente o destacar en algún rasgo. Discapacidad física o psíquica, trastornos del aprendizaje o que pertenecen a un grupo étnico, religioso, cultural o de orientación sexual, minoritarios.

El agresor o acosador principal 

Suele ser un niño o un adolescente con baja autoestima, problemas de autocontrol y ausencia de empatía. Su rendimiento académico suele ser bajo. En ocasiones son los mayores de la clase por haber repetido algún curso. Físicamente más fuertes, asumiendo así el rol de líder ante los que buscan integración en un grupo. Aunque realmente son los más débiles.

Los observadores

También llamados instigadores o agresores secundarios. Se trata de un grupo de compañeros que apoyan o vitorean, o guardan silencio ante los abusos del agresor principal. Temen que si no lo hacen puede que no se integren con el resto de compañeros de la clase, o se conviertan ellos mismos en las víctimas del bulling.

 

Síntomas de la víctima de Bulling

La detección del acoso escolar es muy complicada. Los niños suelen ocultarlo en el ambiente familiar y no piden ayuda a nadie de su entorno.

Para conseguirlo, los profesores o los padres deben tratar de reconocer una serie de indicadores y comportamientos. A través de ellos se puede sospechar un caso de bulling.

Hay determinados colectivos que son más propensos a sufrirlo como los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales, que pueden padecer bullying homofóbico.

Los niños con tendencia al bullying suelen ser percibidos como diferentes por el resto de niños, pueden ser obesos o muy delgados, utilizan gafas, aparatos dentales o ropa diferente del resto, son nuevos en la escuela, etc.

Los menores son incapaces de defenderse y el acosador los percibe como una persona débil, poco popular y con pocos amigos.

El niño acosado presentará síntomas que pueden alertar a los padres y profesores.

  • Descenso del rendimiento escolar.
  • Irritabilidad, falta de apetito, dolor de cabeza, malestar generalizado, cansancio, sensación de ahogo, etc.
  • Dificultades para dormir y pesadillas.
  • Aislamiento social, apatía e introversión.
  • Mantenerse en estado de alerta de manera constante.
  • Faltar al colegio de forma recurrente, No querer ir al colegio, ni juntarse con otros niños.
  • Conductas de huida y evitación.
  • Negación de los hechos e incongruencias.
  • Amenaza e intento de suicidio.

 

Intervención y actuación

Tras la detección de un caso y víctima de bulling, tenemos que intervenir. Es necesario que sea con prontitud y contundencia paralizando la situación de acoso escolar. En la fase de intervención, planearemos todo lo que tenemos que poner en práctica durante la fase de actuación.

Para ello y siempre manteniendo la confidencialidad y preservando la identidad del menor maltratado, haremos un análisis de la situación y la información recogida. Debemos determinar las figuras del agresor y la víctima y comunicarlo a la directiva del Centro escolar y a los padres.

A la hora de actuar llevaremos a cabo lo planeado, con los alumnos afectados, los padres y con el profesorado del centro educativo. Siempre es importante brindar apoyo integral tanto a los niños que sufren de bullying como a los agresores.

En el caso de los niños agresores, se debe realizar un trabajo en conjunto con la familia, ya que es fundamental que ésta sea parte activa en el proceso de su hijo. Propiciar que participe en actividades dirigidas al desarrollo de la empatía y acompañar esta medida con atención psicológica. En algunos casos se debe complementar con consulta psiquiátrica, ya que puede ser necesario un tratamiento farmacológico.

La víctima de bulling deberá recibir acciones de apoyo y protección con programas específicos. El objetivo principal sería no tener que cambiar de centro escolar.

 

En Centro de Psicología Sulayr en Granada tenemos más de 10 años de experiencia. Psicólogos especialistas en todos los ámbitos de la psicología aplicada.