EMDR y el miedo


EMDR y el miedo

EMDR y miedo. Un binomio que puede funcionar.

En nuestro Post de Julio ya hablamos del EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing) o desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares.

Vimos su aplicación en casos de estrés postraumático, ansiedad y adicciones.

El EMDR también ha demostrado su eficacia en pacientes que sufren miedo y fobias. 

Hay una variedad enorme de miedos que causan sufrimiento a innumerables personas. El problema es que  pocos son capaces de admitirlos, principalmente para no sentirse infantiles o ridículos.

El miedo es el termómetro humano para la preservación y protección de la propia especie. 

 

Fobia

Una fobia (del griego Fobos que significa «pánico») es un trastorno de salud emocional o psíquico. Se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas.

Existen tantas fobias como personas, ya que cada individuo puede desarrollar una fobia a cualquier cosa. Los tipos más habituales son:

  • Sangre, inyecciones y otros procedimientos médicos.
  • Ciertos animales (perros, serpientes, arañas…).
  • Espacios cerrados.
  • Lugares públicos.
  • Volar.
  • Lugares altos (alturas)
  • Tormentas.

Aquí puedes ver todos los tipos de Fobia que hay.

 

Miedo

El miedo o temor es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable. Está provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad.

Hay varios tipos de miedo, aquellos que sabemos por qué existen y aquellos que ni siquiera imaginamos de dónde proceden.

El miedo puede llegar a ser tan terrible que algunas personas simplemente se paralizan. El Congelamiento es herencia genética. Se trata de una salida primitiva e instintiva empleada por algunos animales. Si están en peligro se fingen muertos para escapar a la amenaza.

Otra reacción frente al miedo es escapar o huir rápidamente. De nuevo se trata de una reacción instintiva.

Refiriéndonos a una fobia o miedo en concreto, hablemos del miedo a las cucarachas.

“Sé que la cucaracha nada puede hacerme, pero es algo más fuerte que mi razón. El miedo se adueña de mí y pierdo el control, corro, grito y si no tengo como escapar, llego incluso a desmayarme… “

Los miedos pueden ser síntomas o respuestas mal adaptadas a situaciones traumáticas y de estrés. Una situación potencialmente traumática mal resuelta puede evolucionar hacia un miedo o una fobia.

Miedo y Fobia pueden ser curados con la EMDR

Las personas almacenamos nuestros recuerdos en redes neuronales. Están conectados entre sí de la misma manera que las uvas de un racimo están separadas, pero unidas entre sí y agrupadas en el racimo.

Cuando vivimos suceso traumático y emociones desagradables y muy intensas (miedo, fobia, estrés… ) el procesamiento del trauma puede quedar no hacerse adecuadamente y quedar bloqueado.

Si no logramos «archivar» adecuadamente la información del suceso traumático en la red de recuerdos correspondiente, la información queda fragmentada en nuestro sistema nervioso. Y puede activarse posteriormente de manera automática. Supone pensamientos desagradables intrusos, tristeza o miedo sin que encontremos causa aparente, pesadillas recurrentes. Llegan incluso a condicionar nuestra conducta.

Los movimientos bilaterales utilizados en la EMDR deflagran un mecanismo fisiológico que activa el sistema de procesamiento de informaciones. Alcanzando así la red de memoria que guarda la información disfuncional. De este modo el trauma puede ser procesado y liberado; la memoria continúa, pero no así la perturbación.

Si tienes cualquier tipo de miedo, sea a bichos, cosas, objetos, o a relacionarte, busca ayuda. 

En Centro de Psicología Sulayr en Granada tenemos más de 10 años de experiencia. Psicólogos especialistas en todos los ámbitos de la psicología aplicada