Insomnio. Como evitarlo


Insomnio

El insomnio es el trastorno de sueño más frecuente en la población general. Consiste en una reducción de la capacidad para dormir, pudiendo manifestarse de diversos modos que dan lugar a diferentes tipos de insomnio.

El concepto sueño designa tanto el acto de dormir como la actividad de la mente durante ese periodo de descanso.

Es esta ocasión nos referimos al acto de dormir, es decir la parte fisiológica reparadora.

La falta de sueño puede afectar de modo negativo a la vida de la persona que lo sufre, provocando deterioro social, ocupacional o de otras áreas importantes.

¿Cuanto debemos dormir?

El número de horas de sueño necesarias varía de unas personas a otras. Aunque la media diaria es de 7 horas y media, existe un rango que oscila entre 4 (“poco dormidores”) a 10 horas (“grandes dormidores”), considerándose estos valores dentro de la normalidad.

En todo caso es muy importante el uso de medidas generales o higiene del sueño.

La higiene del sueño se presenta como una alternativa de prevención y tratamiento a diversos problemas del sueño y la calidad de vida.

La higiene del sueño es un conjunto de prácticas que se hacen necesarias para dormir bien. Cuando hablamos de conciliar el sueño por la noche no es sólo una cuestión de cantidad, sino también de calidad. Cómo duermes va a influir en tu rendimiento durante el día, en tu bienestar y en tu lucidez.

Causas del Insomnio

El insomnio puede deberse a muchas causas.

  • Estrés temporal o crónico (problemas laborales, familiares, sexuales, económicas, etc.
  • Las condiciones del espacio en el que se descansa.
  • Cambios frecuentes de horarios a la hora de irse a dormir o de levantarse.
  • Malos hábitos alimenticios (cenas copiosas, irse a la cama con hambre.
  • Sustancias excitantes del sistema nervioso (té, café, alcohol, bebidas con cola, tabaco y drogas varias).
  • Efectos secundarios de los medicamentos.
  • Trastorno de estrés post-traumático.
  • Estados de ansiedad excesiva.

Tipos de Insomnio

Hay dos tipos principales de insomnio

  • De inicio: problemas para iniciar el sueño en menos de 30 minutos.
  • De mantenimiento: problemas para mantener el sueño. Despertares, largo o definitivos.

Según la causa

  • Primario: Sin causa justificada.
  • Secundario: Hay diferentes causas.

Por su duración

  • Transitorio: Dura menos de 4 semanas.
  • Subagudo:(4 semanas a 3 meses).
  • Agudo: (3 meses a 6 meses)
  • Crónico: (más de 6 meses).

En función de su severidad

  • Leve o ligero: Mínimo deterioro de la calidad de vida.
  • Moderado: Con ciertos signos del deterioro de la calidad de vida
  • Severo o grave: La calidad de vida se ve más afectada.

Consecuencias del insomnio

La falta o una calidad pobre del sueño puede traer consecuencias tales como:

  • depresión
  • dificultades de concentración
  • somnolencia diurna
  • cansancio constante
  • accidentes de tráfico y laborales
  • irritabilidad
  • dificultades de memorización
  • desorientación existencial
  • conflictos

Como combatir el insomnio

  • Evita practicar ejercicio intenso antes de acostarse
  • Crea un ambiente relajado en el dormitorio.
  • Evita objetos y factores que puedan despertarnos
  • Establece rutinas positivas asociadas al sueño
  • Asocia mentalmente cama y sueño
  • Climatiza el dormitorio
  • Evita comidas copiosas y el alcohol antes de dormir
  • Toma alimentos que faciliten el sueño o plantas medicinales
  • Recurrir a una siesta breve

 

Hoy es frecuente la prescripción de fármacos para el tratamiento a corto plazo del insomnio. Sin embargo, el tratamiento farmacológico debe evitarse durante periodos de tiempo prolongados. Es conveniente en ciertos casos de insomnio crónico el uso de otras técnicas y terapias.

 

En Centro de Psicología Sulayr en Granada tenemos más de 10 años de experiencia. Psicólogos especialistas en todos los ámbitos de la psicología aplicada