TOC: qué es, causas y síntomas


TOC : qué es, causas y síntomas

La siglas T.O.C. responden a Trastorno Obsesivo Compulsivo. Se trata de un problema neurológico que se traduce en un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos obsesivos. Son ideas fijas recurrentes y persistentes que generan inquietud, temor, ansiedad o aprensión.

El  TOC es una de las cinco enfermedades psiquiátricas más frecuentes. Además  está considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las 20 enfermedades más discapacitantes.

El TOC  es realmente una reacción para evitar la ansiedad producida por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes. Éstos producen inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas denominadas compulsiones, dirigidas a reducir la ansiedad asociada.

Los síntomas y la importancia que implica el TOC pueden presentarse a cualquier edad.

Obsesiones y compulsiones.

El propio nombre de esta afección define los dos conceptos que la caracterizan. Las obsesiones y las compulsiones.

Obsesiones

Son pensamientos involuntarios, imágenes o impulsos que invaden la conciencia de manera persistente e intrusiva.

  • Pensamientos, imágenes, o impulsos que ocurren una y otra vez y están fuera de su control.
  • La persona se resiste a tener esos pensamientos. Intenta librarse de ellos pero suele volver a tenerlos.
  • Son inquietantes y no deseados, y usualmente la persona sabe que no tienen sentido.
  • Generan una sensación incómoda, por ejemplo miedo, indignación, duda, o una sensación de que las cosas tienen que hacerse de una manera “correcta”.
  • Requieren mucho tiempo e impiden la realización de actividades importantes para la persona, como el trabajo, estudio, etc.

Pero no todos los pensamientos de este tipo son obsesiones. Es normal por ejemplo tener pensamientos de preocupación por la salud de nuestros seres queridos cuando realmente ha ocurrido algo.

Compulsiones

Son actos que pueden hacerse en público o en secreto que suelen ser realizados de forma ritual (Excesivo aseo, limpieza, comprobación y recomprobación). En la mayoría de las ocasiones se asocian a la presencia de obsesiones. De ahí el binomio obsesivo-complusivo.

  • Acciones o pensamientos repetitivos con los que una persona intenta neutralizar, contrarrestar, o quitar las obsesiones.
  • Los sujetos que padecen del TOC se dan cuenta de que es una solución temporal, pero sin una mejor manera de ingeniárselas, dependen de la compulsión como un escape temporal.
  • También pueden incluir la evitación de situaciones que evocan las obsesiones.

Pero no todas las acciones repetitivas o de tipo ritual son compulsiones. Es más, favorecen la vida diaria. Por ejemplo:

  • Las rutinas antes de dormir
  • Prácticas religiosas
  • Las dirigidas a aprender algo nuevo
  • Actos repetitivos que forman parte de un trabajo

Causas del TOC

Las personas que la sufren presentan alteraciones del lóbulo frontal del cerebro y en la secreción de serotonina. Este neurotransmisor  está implicado en la regulación del estado de ánimo, la agresividad y la impulsividad.

Además las personas con TOC la transmisión de información de una neurona a otra se desarrolla con mayor lentitud que en las personas normales.

También se sabe que existen factores genéticos que condicionan el desarrollo del TOC,

Acontecimientos o situaciones puntuales en la vida de una persona que pueden actuar como desencadenantes: pueden ser enfermedades propias o de un familiar, la muerte de un ser querido, una separación o divorcio, una educación muy rígida durante la infancia, algún trauma, etc.

Síntomas del TOC

Los síntomas del TOC se traducen en actitudes concretas que están recogidas en las guías clínicas internacionales:

 

  • Perfeccionismo: no se toleran errores y todo tiene que ser perfecto, por lo que se revisan las cosas una y otra vez.
  • Intolerancia a la incertidumbre: todo tiene que estar bajo control.
  • Sobreestimación de la amenaza: se magnifica la probabilidad de que ocurra una catástrofe.
  • Responsabilidad excesiva: se construyan reglas y esquemas de conducta basados en la responsabilidad de hacer siempre lo correcto
  • La importancia de controlar los propios pensamientos: necesitan controlar los pensamientos de modo que no pueda pensar en determinadas cosas.
  • Rigidez de ideas: las ideas inamovibles, sin atender a cualquier argumentación que pueda modificarlas, es un medio para adquirir seguridad.

 

Ni son manías, ni están locos: mitos sobre el TOC

Los paciente con TOC son conscientes y no han perdido la razón. De hecho saben perfectamente lo que hacen pero no pueden evitarlo.

 

En Centro de Psicología Sulayr en Granada tenemos más de 10 años de experiencia. Psicólogos especialistas en todos los ámbitos de la psicología aplicada